La Masai Blanca comienza a finales del 2014 con el fin de comercializar los productos artesanales realizados íntegramente por más de 100 viudas Maasai que viven en tres aldeas del norte de Tanzania.

La ONG tanzana, Eretore Association y la Fundación Carpio Pérez trabajan desde el 2010 con mas de 500 viudas de 3 aldeas en diferentes actividades generadoras de ingresos y microcréditos y la idea surgió a raíz del interés y admiración  de amigos y conocidos por sus “joyas” artesanales.

Todo se realiza en Tanzania y se envía regularmente a España para su venta y distribución.

Este proyecto permite fortalecer a las viudas económica y socialmente y la promoción de la igualdad de género, los derechos humanos y culturales de este colectivo tan desfavorecido.

De los ingresos obtenido, el 50%  se destinan a remunerar a las  mujeres y el otro 50%  para el funcionamiento del colegio Masai Eretore.